El paso de Nuestro Señor en su Tercera Caída, responde iconográficamente a la representación de la novena estación del Via Crucis, "Jesús cae por tercera vez". La talla representa el momento en el que Jesús cae al suelo soportando sobre sus hombros el peso de la Cruz.

Originalmente el grupo de "La Caida" estaba formado por la imagen de Jesús, un Cirineo y un Sayón en actitud de azotarlo. Todos ellos fueron obra de Francisco Bellver pero lamentablemente desaparecieron durante la guerra civil española, pudiéndose recuperar únicamente la cabeza del Cristo, que se reincorporaría a la posterior imagen.

La imagen actual data del año 1945, y fue un encargo de la Cofradía al escultor madrileño Alanguas Puchet, quien recontruyó el conjunto escultórico basándose en fotografías del desaparecido obra de Bellver. Como se ha dicho anteriormente, la cabeza original del Cristo se incorporó en la nueva talla.

Así, cada Jueves Santo sale en procesión la imagen de Nuestro Señor de la Caida, pero ahora lo hace sólo, ya que desde que se realizó el nuevo trono, obra de Guzmán Bejarano, se decidió suprimir las imágenes del Cirineo y la del Sayón.