RESTAURACIÓN DE LA IMAGEN DEL CRISTO DE LA SANGRE

 

Durante el pasado mes de julio, la imagen del Santísimo Cristo de la Sangre ha sido restaurada por Almudena Fernández y José Joaquín Fijo, los mismos que hace unos meses realizaran la restauración de la Virgen de las Angustias, titular de la Cofradía.

La imagen, labrada en el año 1965 por Juan González Moreno, participa del canon majestuoso, clásico y sobrio del que siempre hizo gala el imaginero murciano en sus obras.

Desde que llegara a Huércal-Overa, la imagen del Cristo de la Sangre ha sufrido el deterioro natural producido por el paso del tiempo y por su manipulación para la salida procesional de cada Jueves Santo. Por ello se hacía necesario someterla a un proceso de restauración más encaminado a una conservación preventiva que a una restauración propiamente dicha.

La intervención ha consistido en la eliminación de repintes, estucado y reintegración cromática de pequeñas lagunas en la policromía, consolidación de algunos ensambles de la madera, sustitución de los pernos de sujeción de la imagen a la cruz y aplicación de una capa de protección.

Finalizado todo el proceso, la imagen del Santísimo Cristo de la Sangre ha recuperado todo su esplendor primitivo.

Por último destacar la impecable y magnífica labor que han realizado los restauradores José Joaquín Fijo y Almudena Fernández.

 

José Joaquín Fijo y Almudena Fernández durante el proceso de restauración